Goya.

">La familia de Carlos IV de Goya . ">Video Goya.  ">Los fusilamientos del tres de mayo.

 
Francisco de Goya se va a convertir en el testigo no silencioso de las transformaciones que España sufre durante los años del enfrentamiento contra Napoleón. Nace en un pueblo aragonés y se educa, artísticamente, con un pintor local de estilo todavía barroco. Comienza a trabajar para la Real Fábrica de Tapices, para la que realiza numerosos cartones. Simultáneamente va estableciendo contacto con la nobleza ilustrada y su actividad como retratista (menos sujeta a los estrechos cánones de los cartones para tapices) va afianzando se prestigio. Una enfermedad le deja sordo, por la que experimenta un encerrarse en sí mismo que se transmite a su producción, que es invadida por un aire pesimista. La Guerra de la Independencia le crea una profunda huella. Goya es un pintor de evolución lenta, pero en sus últimas obras anuncia los comienzos de la pintura contemporánea.
 
Tres periodos abarcan su producción:
 1ª Fase:  1775 a 1792: realiza cartones para tapices, los temas suelen ser "populares" (La Gallinita Ciega, La Vendimia,  Romería de San Isidro,  Pareja con Sombrilla, de apariencia costumbrista aunque se trate de aristócratas disfrazados de pueblo; El Pelele, El Columpio.  Estos cartones son lo más conocido de su producción aunque el resto de sus obras tengan una infinita mayor calidad.
         
21 Fase: 1792 a 1808: Con anterioridad a la Guerra de Independencia realiza pinturas grotescas, relacionadas con la nueva perspectiva que del mundo le hace tener su reciente sordera. El Entierro de la Sardina muestra un tema popular (el carnaval) en el que las dos figuras centrales, de blanco, van disfrazadas de aristócratas; el estandarte es el personaje grotesco que resume el carnaval. El Tribunal de la Inquisición es una obra en la que cada uno de los escasos trazos transmite una información al espectador. A raíz de la invasión napoleónica, el pintor refleja, de modo casi periodístico, todo aquello que él ve o le cuentan. 
Así produce obras como El Dos de Mayo (La Carga de los Mamelucos), que representa una crónica de la sublevación del pueblo de Madrid ante los franceses. El protagonista de la obra es la masa humana en segundo plano, en primer plano y en la zona central representa un caballo blanco con el mameluco caído, exaltando la muerte de este.
En Los Fusilamientos de la Moncloa (El Tres de Mayo) lo que se representa es el fusilamiento reprensor del levantamiento. El poder (uniformado, rítmicamente repetido, de espaldas y sin rastro) es impersonal; mientras que los sufridos ciudadanos que van a ser ejecutados si tienen rostro y aparecen mostrando actitudes de miedo, piedad, etc, excepto el personaje de blanco: el héroe, que es el que muere y no el que mata.
Aunque el género religioso pasa a un segundo plano, también lo interpreta y cultiva como en La Comunión de San José de Calasanz, o El Crucificado, casi sin dolor, ni sangre ni llagas con cuatro clavos y posa pies. Muestra reminiscencias barrocas en el fondo oscuro.
 
En los retratos capta los rasgos más esenciales del personaje, Es su producción más numerosa. La Familia de Carlos IV (auténtica homenaje a Las Meninas de Velázquez), La Familia de los Duques de Osuna, La Duquesa de Alba, etc.
    
      
3ª Fase: 1812 a 1828: En este último periodo de su creación (atormentado por la sordera, desencantado de los valores, asqueado de la Guerra) su pintura se hace tenebrista y la imaginación se desborda en obras como Saturno,  Aquelarre;  utiliza técnicas de grabado para sus series (Disparates, Los Desastres de la Guerra, etc.). En las llamadas Pinturas Negras (pinturas realizadas para él mismo, y por tanto cargadas de una riquísima simbología se observan elementos expresionistas y surrealistas).
       
 
Página de referencia.  HISTORIA DE ESPAÑA

lunes 18 mayo 2009

En C.M. | | Permalink






los comentarios han sido deshabilitados.